RESUMEN DEL CAPÍTULO 3 DEL TPP: REGLAS DE ORIGEN Y PROCEDURAS DE ORIGEN

El objetivo del Capítulo 3 del TPP es de establecer reglas de origen para asegurar que las Partes al TPP puedan gozar los beneficios creados por dicho TLC. Las reglas de origen son importantes en cuanto definen si un bien es originario y, por lo tanto, es apto para gozar las preferencias arancelarias del TPP.

De acuerdo con el Artículo 3.2, un bien es originario si este es:

  1. Totalmente obtenido o producido enteramente en el territorio de una o más de las Partes (de acuerdo con el Artículo 3.3);
  2. Producido enteramente en el territorio de una o más de las Partes, a partir o exclusivamente de materiales originarios;
  3. Producido enteramente en el territorio de una o más de las Partes usando materiales no originarios, siempre que el bien cumple todos los requisitos del Anexo 3-D,

Además, el bien debe cumplir todos los requisitos aplicables del capítulo 3.

Este capítulo también trata con acumulación. Por lo tanto, un bien originario y/o un material proveniente desde una o más de las Partes al TPP que es utilizado en la producción de otro bien en el territorio de otra Parte al Acuerdo debe de ser considerado originario en el territorio de otra Parte.

Otra contribución del capítulo 3 es crear un sistema de reglas el cual verifica y demuestra que los bienes producidos en el TPP cumplen las reglas de origen. Gracias a dicho sistema, las empresas pueden operar más fácilmente en las regiones del TPP. Para gozar los beneficios proporcionados por el trato preferencial relacionado a los aranceles, los importadores deben presentar la documentación necesaria (por ejemplo, el importador del bien debe proporcionar una solicitud escrita por información, como establecido por el artículo 3.27).